AUMENTAN CASOS DE CONJUNTIVITIS POR CONTAGIO EN PLAYAS Y PISCINAS

Se caracteriza por el lagrimeo frecuente, enrojecimiento y legañas.

Se debe evitar el uso de toallas y lentes ajenos para evitar el contagio

Una de las enfermedades más comunes en el verano es la conjuntivitis, por lo que se estima que en un 15% se elevan las atenciones por esta enfermedad. Principalmente, se contagia por la falta de higiene en playas o piscinas contaminadas.

El Dr. Nahum Cirineo, especialista de la Clínica Ñahui, manifestó que la conjuntivitis es la inflamación de la membrana que cubre la parte anterior de los ojos y el interior de los párpados. Se manifiesta a través del ojo rojo, lagrimeo, legañas, sensación de cuerpo extraño y escozor. Afecta a cualquier edad, a niños o adultos.

Esta enfermedad puede durar sin tratamiento unos siete a diez días, e incluso dos semanas. Para aliviar los síntomas, se recomienda acudir al oftalmólogo para determinar el tratamiento y la causa del contagio, usar compresas de agua fría sobre los ojos o limpiarlos con gasas.

El contacto del cloro de la piscina o el agua salada del mar irrita los ojos, y ello debe evitarse. “Frotarse puede empeorar los síntomas e incluso producir una infección”, expresó Cirineo Moscoso.

Por ello, señaló que debe evitarse compartir objetos personales como toallas o gafas de agua, ya que favorecen la trasmisión de bacterias. Se debe mantener las manos limpias, al menos, lavarse tres veces al día, y evitar tocarse cuando están sucias.

Evitar la compra ambulatoria de lentes oscuros, pues carecen de filtros de protección. “No tienen los filtros adecuados para combatir la radiación ultravioleta y solo disminuyen la cantidad de luz que ingresa”, dijo.

Finalmente, el especialista recomendó a las personas que acuden a las piscinas o playas con frecuencia, que asistan a espacios limpios o no contaminados.